jueves, agosto 19, 2010

Harry Potter (J.K. Rowling)

Sí, como dijo Pennac el tiempo de leer es siempre, como el amor, un tiempo robado a algo. La cita no viene demasiado a cuento, pero se avecina una entrada letárgica, dura, correosa, difícil. Por eso antes de entrar a matar he creído conveniente vocear un pequeño algo que merezca la pena y así quien no se vea con fuerzas puede quedarse aquí en este primer párrafo y no irse de balde. Sino con la cita a cuestas.

Avisados pues, entremos al trapo:
Avasallador, así ha sido el éxito de Harry Potter, no hay lugar a dudas, a relativismos, a opiniones diversas. Harry Potter ha sido el libro del de los libros de los tiempos que derrapan y aquí un servidor necesita responderse a varias dudas ¿Por qué en la era del entretenimiento virtual Harry Potter ha triunfado de forma tan aplastante?  ¿Será un clásico? ¿Tiene algo más que puro entretenimiento? ¿Por qué esa mirada complaciente de eruditos que lo toleran como quien tolera un compañero molesto en el asiento del tren?

Lógicamente no tengo una respuesta a estas preguntas, aunque el mismo hecho de cuestionarnos las preguntas adecuadas parece hacer surgir un claro en la espesura del bosque. En el fondo de los fondos todas las preguntas que se puedan plantear apuntan a dos cuestiones muy dispares: La primera cuestión de carácter estudioso y la segunda de carácter exisencial. La de carácter estudioso me interesa a mí por deformación vocacional: ¿Qué es la literatura y qué es la buena literatura? La segunda, mucho más compleja y universal sería un ¿por qué me gusta lo que me gusta?

Acerca de qué es la literatura solo quisiera afirmar que el juego de palabras ociosas y vanas musicalmente atractivas tiene más de música que de literatura. Querido Nieva, a golpes y a susurros: expresar con desgarro y emoción lo que se pretende lleve toda alma humana no es sino un motivo más para confirmar que muchas cosas que el alma humana lleva dentro no deberían estar ahí y que el problema no es sacarlas sino haberlas metido. Se van solo con Sonia, Raskolnikov lo descubrió. La belleza cura pero solo cuando es transporte no fin. Como fin es un somnífero más de nuestra triste ebullición interior.  Jodidamente enorme de acuerdo, pero en cuanto apartas la vista el vacío vuelve a inundarnos. Lo verdaderamente alienante, lo evasivo a raudales no es el entretenimiento ni la magia, porque ambos se descubren con inmensa facilidad y pierden su amenaza en la simpleza de sus encantos. La amenaza es la autocomplacencia del que enseña el oceano y ahogadas sus potencias pierde de vista la costa a la que hay que llegar. No se puede vivir de Howarts, es infantil y obvio. Pero tampoco se puede vivir del Aleph,  y el problema es que eso no es tan obvio.

La literatura es un camino más a través de la belleza para disfrutar de y con la verdad. De la luz que desprende lo bello se ve a ráfagas el cielo. Estupido quien mira el dedo, pero triste el que lo señala y lo erige en centro del cuadro.

Hay que ver lo que da de sí Harry, en fin, yo me voy entendiendo, a ratos. Harry: Buena historia, detalles cuidados, cotidianeidad escolar que recuerda y por eso engancha y a ratos luz en el fondo de la lucha: bien, mal, egoismo, entrega, sacrificio, fecundidad. Y aliñados los destellos con agradecidos personajes. Bien Rowling. Mucho mejor tú que otras y que otros.
Hemos dejado de responder a la pregunta existencial de por qué me gusta lo que me gusta pero hay tiempo, pero no hoy.
En fin, espero que os hayáis quedado en el primer párrafo, así, al menos, tendréis a Pennac y sus citas redondas.

6 comentarios:

Ion Egúzkiza dijo...

Mundi, creo que te has hecho un pequeño lío. He conseguido leer la entrada entera: no te he entendido, pero juntas bien palabras.
He leído la saga entera, algunos varias veces. Te puedo decir que me hizo sentir lo mismo que en su momento "La historia interminable" y otras lecturas de mi juventud. A los motios de éxito que enumeras, añadiría una gran coherencia interna a lo largo de la serie: es una enorme historia troceada en siete partes.

Don Raimundo dijo...

Tienes toda la razón, en lo del lío y en lo de la coherencia. Además se me olvido comentar otra cuestión importante y es el detallismo de Rowling con los lectores. Hasta el sexto libro la autora hace en cada nuevo libro un resumen de los anteriores , de forma que cualquiera puede leer los libros aunque no haya leído los anteriores.

Ion Egúzkiza dijo...

En efecto se agradecen mucho esos resúmenes. Y también hay que decir algo muy positivo: que no ha cedido a la tentación -cruzo los dedos- de seguir con la serie: dijo 7 antes del exitazo y han sido 7.

Mundi dijo...

Sí aunque lógicamente hollywood no ha sido tan fiel. Y hará 8 pelis, no vaya a ser que nos dejemos algo de pasta en el camino

Ion Egúzkiza dijo...

Uysch! Detecto un deje de ironía capitalista en el cierre de tu comentario: el último son dos películas porque el totxazo no cabe sólo en una.

P aRS dijo...

Más o menos lo he leído. Bufff
El sol me resplande.
Pues nada, porque te gusta lo que te gusta?