miércoles, septiembre 29, 2010

Un árbol crece en Brooklyn (Betty Smith)

Una aclaración:
El verso era escrito a puñetazos mientras el fuego ladraba llamas bajo el manto de Elvis, el rey.
Esto son las metáforas impactantes de hoy. A gusto del consumidor. Y aunque puedan entretener e incluso gustar no nos dicen nada de nada, no aportan luz en la oscuridad. Por eso no son literatura, son entretenimiento, artificio, destellos, cartas con sobre, sello y membrete, pero vacías. A eso me refería con la felizmente olvidada entrada anterior.Se puede echar gaseosa a un buen vino, pero no pretender que el vino solo sea hecho para tomar con gaseosa. Se pueden fumar porros de belleza, pero no afirmar que la belleza solo sirve para eso.

Brooklyn: encanto, humanidad, alegría, dolor y amor y un padre bocharro pero bueno y una madre cortante pero madre y una niña que cuenta lo que es crecer siendo pobre y siendo feliz. Sin duda una obra maestra, tan buena, tan buena, que podría ser Rusa.

7 comentarios:

P aRS dijo...

No he tenido el gusto de leerlo pero se que te gustará ser comentado... opino identico con Harry.
Sabes del nuevo blog de los patos: atalayacultural.blogspot.com
Te lo recomiendo vivamente.
salud

Pilu dijo...

Sí, muy bueno.

Mundi dijo...

Gracias Pilu y Pablo por el comentario.
Pablo, lo estudiaré detenidamente.

isa dijo...

Tiene muy buena pinta este ruso de Brooklyn.... muchas ganas de leerlo. Opino lo mismo de las metaforas, si .. a lo mejor son impactantes pero no dicen nada, pero me doy cuetna de que a veces cuando escribir es una obligacion uno puede correr el riesgo de buscar el uso mas raro del lenguaje para llamar la atencion.
^_^

Mora Fandos dijo...

Qué buena entrada Mundi, y tan cierta y tan bonita, una cosa lleva a la otra. Tengo que leerlo. Ya me he puesto entre tus seguidores.

Mundi dijo...

Gracias Iza por los comentarios. Este libro creo que a ti te gustará. En chino tal vez no suene igual.

Mundi dijo...

Manel, qué gran honor. ¡Que grande es la conjunción y!