miércoles, febrero 18, 2009

Cosecha Roja (Dashiell Hammett)

El mundo de la novela negra es un mundo apasionante aunque peligroso. Peligroso porque a menudo se convierte este mundo en un cajón de Sartre (donde todo tiene el mismo valor y por lo tanto, nada tiene valor) y se juntan el tocino con la velocidad, o lo que viene a ser lo mismo, se juntan novelas cochambrosamente soeces con novelas duras.
No voy a dedicarme a rajar a la mitad de los escritores de este planeta porque el simple hecho de escribir es algo que me merece respeto. Pero entiéndanme: No se logra una novela negra poniendo tacos y relatando escabrosidades. Es lo fácil, lo que da morbillo y tal, pero novela negra, negra (I love Pouli) basa su epicentro fundamental en el protagonista.

En fin, perdón por estos devaneos de género que solo sirven para explicarme a mí mismo las cosas que no entiendo.

Cosecha Roja es un libro para después de exámenes, sin duda. Tras la tensión asfixiante del último mes uno siente la tentación de romper todo lo que pille por delante. Por eso nada mejor que sentarse un un buen sillón y ver como un agente al margen de la ley lo hace por nosotros. Este hombre feo y tosco se dedica repartir guantazos y broncas a diestro y siniestro. Qué los criminales son duros: él lo es más, qué los criminales beben: él más, qué los criminales traicionan: él más. Y uno dice bueno ¿Qué interés puede tener esto? A parte del placer de la lectura de una buena historia. El protagonista de Hammett no es ni mucho menos de cartón piedra. Junto a la vibrante acción que nos hace escuchar los silbidos de las balas a cada instante, Hammett encuentra un espacio para la reflexión sobre la conducta del hombre. Y muestra como liberar la bestia que llevamos dentro, aunque sea por una buena causa, no es nunca gratuito. Se corre el riesgo de perder la propia identidad y de convertirse en aquello que se detestaba.

En definitiva nos hallamos ante una novela de gran intensidad en la que "todo lo que puede estallar, estalla" pero que además nos ofrece un gran personaje protagonista que con su fealdad y valentía conquista rápidamente nuestro pequeño corazón siempre deseoso de héroes.

9 comentarios:

Hilario dijo...

Estoy de acuerdo contigo, yo también me la leí después de unos exámenes de junio. ¡Era lo que necesitaba! Tiene mas muertos que páginas, pero cumple su función.

Ion dijo...

Es buena, la verdad. Buen comentario.

java dijo...

Mundi, precisamente el otro día estudiando guiones dimos la novela negra y nuestro amigo Hammett apareció como uno de los pioneros de este género, donde la barrera entre el bien y el mal, el bueno y el malo está bastante desdibujada...Qué gran libro.

Mundi dijo...

Hilario me alegra mucho que te desestresase en junio Hammet. Lo de los muertos no es broma.
Ion Bienvenido a este blog, gracias por el comentario.

Java ¿Se ha hecho alguna adaptación al cine de este libro? Muchas gracias por el comentario

Mundi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fón dijo...

La verdad es que apetece leerlo... yo no he pasado del genero policiaco de Holmes y Poirot.. que no está mal. Pero esto me atrae mucho, ya sólo por ser "negra" me gusta. Espero encontrarle un sitio... ¿habrá tiempo para leer todos los clásicos...?

EQUIPO K dijo...

Efectivamente me parece un libro interesante pero algo trasquilado. Tranquilo???? Bueno, no se.
¡Qué comentario más insulto-insulso!
Por alusiones.

P aRS dijo...

Hola... sabía que habías escrito de la Cosecha Roja y como me lo he empezado pue he dicho: voy a ver lo que dijo Mundi.
Y en esas estaba cuando he visto el comentario alusivo a mi persona.
Pero no hay rencor...

Respecto al libro decir que me está gustando. Es entretenido y a pesar de mis reticencias hacia la novela negra, creo que aguantaré hasta el final.

Mundi dijo...

"Me alegro Pouli, en el vedat haría falta entrar con un lanzallamas
No hay mal que resista veinte horas de sueño"