martes, abril 01, 2014

Autobiografía 11


El blog me gusta, es como un rincón solitario desde donde poder lanzar odas al mundo. Si no fuera por el fiel Pablo, podríamos decir que es un monólogo de entre tiempos. Cuando a veces el alma no puede más y estalla, de azul grisáceo a veces, otras de un rojo insultante y otras, las menos violines desafinados que buscan hueco en la orquesta del caos que nos anida.

Primero se va la voz, luego las miradas, el rostro, los día a día que no aprovechaste del tiempo que se nos huye. Quedan fragmentos, retales de historia, queda una risa, una bronca, quedan palabras y situaciones que adquieren por quedar, sabor de recuerdo, casi de mito al que se vuelve una y otra vez. 

Quedan también, pero eso ya son mis borracheras tristes, las dudas del último abrazo, cuando en la cama tendido me despidió mientras me iba al campamento ¿llevaba yo la mochila puesta, o la había dejado en la puerta? ¿Le abracé y le di un beso o solo dejé caer los brazos? ¿Por qué no duró más tiempo ese abrazo, por qué me fui, por qué huyó? Son preguntas que me asaltan y me roban ilusiones, espinas de la rosa que fue tenerte.

Y mucho más que hoy no puedo, porque mañana seguirás ahí y escucharás mis lágrimas, mis llantos y mis tonterías de niño. 
Llegaré, espero de la mano de María, y por fin podré no soltarte nunca.

2 comentarios:

Pablo dijo...

eyyyyy q super honor si ese ser nombrado al principio soy yo.
Mundi no dejes este pequeño espacio... es un gran continente de memoria histórica.
Yo cada vez soy más fan del blog.
Me gustan tus autobiografías porque no entiendo nada. Sigue así. Amunt

LCc 03 dijo...

skechers outlet
michael kors outlet
michael kors purses
nike air max thea
michael kors handbags
hermes belt
air max
true religion
longchamp
yeezy boost 350