martes, marzo 02, 2010

El hombre inquieto (Hening Mankell)

"Todo se va a la mierda, pero creamos en el hombre"1, esta frase ha golpeado con dureza mi cabeza durante los últimos días. Hay mucho detrás y esperemos que algo delante. No es, como podría pensarse a simple vista, un comentario negativo que induzca a erigir una mausoleo a Sartre. Es la síntesis de un futuro: creer en el hombre porque Alguien ha creído en él.

En fin, no me propongo convertir este blog en una especie de papelera de reciclaje donde expongo mis pinceladas mentales. Pero a la hora de elegir el libro del mes, influyen escasas reflexiones que a veces me permito como quien cree poder hallar el antídoto a unos tiempos que son los nuestros, o mejor dicho: unos tiempos que somos nosotros.

Mankell... ignoró como se le da la literatura al margen de Kurt Wallander. Solo he leído sus libros protagonizados por este policía a rachas. Me quejaba en sus otros libros de que cuando el punto de mira se alejaba del protagonista, la historia pierde fuerza. Me enganchaba las idas y venidas del torpón y valiente Kurt, pero me desesperaban los libros cuando no era él quien aparecía en escena. Por eso me alegré cuando supé que en su último libro aparecía durante toda la historia él: Kurt Wallander: buen amigo, mejor policía pero sobre todo: un hombre triste. Mankell, no sé si queriendo o no, ha dibujado un protagonista de fuerza narrativa tremenda, donde todo es coherente porque la personalidad de Wallander es siempre la misma y siempre es increíblemente real. Wallander no es un héroe, es un ser desorientado que trata de hacer lo que él cree correcto. Es un buen hombre pero su vida, y él lo sabe, es una agonía constante. No hay felicidad en Kurt, hay rachas de buenos momentos, pero no paz. Mankell pone en boca de Wallander preguntas muy profundas que no sabe contestar y eso no genera una falsa inconsciencia torpe sino un continuo desgarrón que se soporta porque no hay más remedio. La historia,aquí no importa, lo único que importa es Kurt, sus preocupaciones, sus ilusiones y su futuro más allá de toda novela.

7 comentarios:

Hilario dijo...

Yo he tenido la mala suerte de leer un libro de este autor no protagonizado por Wallander ("El Chino") y la experiencia descafeinada me hace dudar. Pero tu opinión me anima a darle una segunda oportunidad. Ya veremos.

Don Raimundo dijo...

Gracias Hilario, vale la pena, las segundas oportunidades son las verdaderamente importantes.

Isa dijo...

Yo no he leido el hombre inquieto ni el chino, pero lei el secreto de la piramide, y la pobre vida de este triste poli me quito las ganas de seguir leyendo, no me importo cuando ya llevaba unos cuantos suicidios quien habia matado a la viejecita, en serio no lo soporte mas. Pero ahora que leo tu comentario veo que el libro pone voz a sus dudas y a su falta de confianza en la sociedad, por eso si dice confiemos en el hombre me parece que merece un comentario pues es lo mas positivo que ha escrito Hening Mankell.

Don Raimundo dijo...

Hola Isa! Lameno decepcionarte. Mankell no dice exactamente eso. Continua un poco depre. Viva Job

Ion dijo...

Vaya, ¡qué honor verme citado! Me ha encantado tu reflexión del primer párrafo. A todos y a todas, sin duda alguna, de Mankell "La quinta mujer".

Don Raimundo dijo...

Ion los grandes dejan citas grandes

LCc 03 dijo...

chrome hearts
kyrie irving shoes
chrome hearts online store
nike air max
true religion outlet
yeezy boost 350
james harden shoes
atlanta falcons jersey
huarache shoes
nike zoom