domingo, octubre 18, 2009

Como una Novela (Daniel Pennac)

La lluvia, siempre tarde gris, mientras se estrella contra el pavimento de algún suelo, salpica agujeros del alma, los medio llena, los humedece. "Esta claro que nací para estar triste viendo caer la lluvia apoyada en la ventana", viendo, no mirando. Y es que la lluvia es la máquina del tiempo más antigua: nos lleva de parte a parte del rincón de la memoria. La joven apoyada en la ventana podría estar en muchos sitios, pero lo seguro es que no estaba en la ventana.
La lluvia tiene vocación de libro, esta y estos nos divagan de parte a parte. ¡Qué absurdo mirar la lluvia! Casi tanto como tirar el tiempo leyendo hilo a hilo historias de gente que no existe ni existirá.
Que buena la lluvia, que gozo perder el tiempo viéndola, que frescura de inutilidad fértil. Como leer. Sin afanes, ni estupores, ni vahídos de soberbia cultural. Leer por leer, por encariñamiento, sin miras más allá del libro. Con el gozo secreto de llenar vacíos del alma ajenos a ecuaciones de efectividad.
Leer para dar de leer: el resumen de mi vocación profesional hallado en la primera parte de este libro. Aunque solo fuera por eso, gracias Daniel

11 comentarios:

Hilario dijo...

Yo también lo encontré interesante, pues me sentí identificado algunas veces. Aunque no recuerdo que lo leyera mientras llovía.
Un saludo.

Don Raimundo dijo...

Hey hilario eres el mejor, en el fondo llovía cuando lo leías, pero no te acuerdas.

Iㄋa dijo...

no me atrae nada la lluvia, me parece melancolica e improductiva, en vez de regarme el cerebro me lo seca, cosa que no pasa con los libros. Pero todo en su justa medida, un poco de lluvia un poco de sol, reflexion sobre las cosas y experiencia vivida, no cabe quedarse en la ventana mirando y leyendo,lo mejor es mojarse.

Fón dijo...

Da gusto, el don le sienta bien a tus comentarios... ojalá pueda ser yo también un diletante sin pretensiones... que paz!

Por cierto leí varios de tus libros míticos..:

"historia... de cronopios y famas": algunos son geniales y otros demasiado extraños. Hay que leerlo

La metamorfosis: un poco asquerosillo aunque mola la idea. No pillo la metafísica..(ni falta que hace...)

Novela de ajedrez: esta no está pero es muy chula. De Stephan Zweig... este tío escribe muy bien! El siguiente que cogeré será el Fouché ese... el cabrito francés.

un abrazo valencià

Don Raimundo dijo...

Iza, estas hecha un poeta.

Don Raimundo dijo...

Fon no sabes la alegria de tus comentarios. Los demasiado extraños de cortazar valen la pena, pero solo porque son de cortazar.
Un abrazo alicanti

Javier M dijo...

Me estoy leyendo la ladrona de libros, impresionante...

Don Raimundo dijo...

guay melerox, espero que te guste.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Tomás Eduardo dijo...

Hola Don Raimundo, todo bien por Alicante, gracias por despedirte!

Don Raimundo dijo...

Picao,las despedidas son horribles y además pronto nos veremos, y pronto te meteré un paliza al tenis.
Un abrazo, se bueno y no pongas cara de enfadado que no te pega. Cuidame a Melero.
Un abrazo muy fuerte
Mundi